Un aplauso para el comandante

Un senior en Carrasco que me mostro su credencial sacada de una pelicula de espias para preguntarme porque, como y cuando. Desorganizacion y despelote generalizado en un aeropuerto para cuatro gatos locos. Una cerveza a 58 pesos. Me quitaron 2 kg de dulce de leche. 11 horas de un vuelo de mierda. Apretado y sin poder dormir (ni tomar mate ni mucho menos fumar).
Robe cocacola y refuerzos a lo bobo porque la comida (cena y desayuno) desastrosa. 2 puberes -de 4 o 5 anios mas o menos- quejandose todo el tiempo (vomitos incluidos) en el asiento de atras. Un dolor de muela. Y parece que el apunamiento no sucede solo en la puna.
El primer mundo no es mas que una plaza automotriz nueva, senializaciones por todos lados, cubiculos de fumadores con maquinas que filtran el aire (!!!!!!)… pero ta, eso, ni mas ni menos. Y bueno, la posibilidad de estar sin camisa a finales de junio es un verdadero regalo de Jesucristo nuestro Senior. Amen.

Lo mas lindo: un aplauso espontaneo, (pero a su vez sospechoso y temerario) para el comandante cuando aterrizo en Barajas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.